El ex operador de mercados Jérome Kerviel, al que el banco francés Société Générale (SG) acusa de haber causado pérdidas de 4.900 millones de euros, trabaja de nuevo en una empresa de consultoría informática, que le ofreció un empleo antes incluso de salir de la cárcel. Jean-Raymond Lemaire, director de la compañía LCA, para la que Kerviel trabaja desde comienzos de mes, ha confirmado la información que había revelado en su sitio internet el semanario "Le Point".