El cruce entre las dos principales divisas se mantiene prácticamente estable, con un mínimo repunte del 0,06% del euro, hasta los 1,426 dólares, a la espera ya de la referencia más esperada de la jornada, la publicación del informe de empleo de Estados Unidos correspondiente al mes de agosto. Los analistas anticipan la destrucción de unos 230.000 empleos.