El informe sobre inflación del Banco de Inglaterra y el aluvión de noticias sobre un posible rescate a Grecia, por infundadas que sean, devuelven el favor al euro en su cotización frente a la libra. El cruce ha marcado un máximo diario de 0,8806 libras por euro, medio penique más.