Tras caer frente al dólar durante la madrugada, el euro se recuperaba parcialmente el jueves por la mañana en Nueva York después de la publicación de un informe sobre las ventas minoristas en Estados Unidos que superó las expectativas del mercado. Las ventas minoristas registraron un descenso del 0,1% en febrero. Los economistas esperaban una caída del 0,4%. Durante el mes se observaron incrementos en diversos sectores, lo que sugiere que el consumidor aún está gastando pese a los despidos ocasionados por la recesión actual. Esto ayudó a incrementar en parte el apetito por el riesgo, aunque persiste la cautela a medida que bajaban los futuros de los índices de acciones en Estados Unidos. Tras las cifras, el dólar recibió un leve impulso en relación con el yen, pero permanecía a la baja en la sesión. Esta mañana, el euro se negociaba en 1,2810 dólares  frente a los 1,2854 dólares del miércoles por la tarde y el dólar cambiaba de manos a 96,65 yenes.