El euro descendía el lunes por la mañana tras registrar durante la noche fuertes alzas en relación con el dólar, a medida que los mercados llegaban a la conclusión de que cualquier recorte de tasas por parte de la Reserva Federal obligará al Banco Central Europeo a tomar una medida similar. El euro había subido durante la noche luego que Lehman Brothers Holdings Inc. (LEH) se acogiera a la protección del Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos y aumentara la preocupación frente a la situación de American International Group Inc. (AIG) y Washington Mutual Inc. (WM).
Sin embargo, a medida que los agentes de divisas digerían las noticias y sus posibles efectos sobre la tasa interbancaria federal, se volvía evidente que cualquier recorte de tasas en Estados Unidos constituiría un nuevo golpe para el crecimiento económico mundial, exacerbaría la desaceleración en la zona del euro y daría lugar a un recorte de tasas por parte del BCE. La próxima reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed se realizará el martes. Los futuros sobre la tasa interbancaria federal descontaban el lunes por la mañana una probabilidad cercana al 50% de que el banco central recortará la tasa en 25 puntos base. La caída del dólar también fue frenada por el anuncio de medidas de liquidez por parte de la Fed, el BCE, el Banco de Inglaterra, el Banco de Reserva de Australia y el Banco Nacional Suizo. "Creo que las consecuencias de lo que ha estado ocurriendo no fue exactamente el escenario del día del fin del mundo", dijo Geoffrey Yu, analista de UBS AG (UBS) en Londres. "En términos de los flujos euro/dólar, los mercados están donde se encontraban antes", agregó. El euro llegó a caer durante la mañana a US$1,4085 frente a su máximo del día de US$1,4482. Sin embargo, la moneda se recuperó posteriormente y volvió a superar los US$1,4100. La libra esterlina también cedió sus ganancias previas y descendió a un mínimo del día de US$1,7771, tras llegar a subir a US$1,8124 durante la noche, a medida que los agentes enfocaban su atención en los problemas que aquejan a la economía británica. Muchos mercados asiáticos permanecieron cerrados el lunes por un feriado. Durante la mañana en Nueva York, el euro se negociaba en US$1,4163 en comparación con los US$1,4219 del viernes por la tarde, mientras que el dólar se ubicaba en Y105,62 frente a los Y107,82, según EBS. El euro se cotizaba a Y149,56, en relación con los Y153,30. La libra esterlina, por su parte, cambiaba de manos en US$1,7875 frente a los US$1,7951. Frente al franco suizo, el dólar se negociaba en CHF1,1227 frente a los CHF1,1311. Por otra parte, el banco central de China anunció el lunes que recortará en 27 puntos básicos los tipos de interés a un año a partir del martes y rebajará el coeficiente para los requisitos de reservas para bancos a partir del 25 de septiembre para impulsar el crecimiento económico. El banco central de China venía subiendo los tipos de interés y los requisitos de reservas para bancos con el objetivo de enfriar el crecimiento económico y controlar la inflación. La medida más reciente, anunciada en un día festivo, muestra que el gobierno ha variado su prioridad, dando ahora más importancia al crecimiento de la economía.