La moneda común europea prosigue su escalada frente al 'billete verde' y por primera vez en la historia conseguía romper la barrera de los 1,60 dólares al marcar un nuevo récord de 1,602 dólares por unidad, impulsado por la firme defensa por parte del Banco Central Europeo (BCE) de su objetivo de lograr la estabilidad de precios, frente a los previsibles nuevos recortes de tipos que adoptará la Reserva Federal de EEUU en su reunión del próximo 30 de abril.