El euro baja ligeramente este lunes tras su intento infructuoso de sobrepasar el nivel de 1,50 dólares el pasado viernes. Tras alcanzar un máximo de todos los tiempos de 1,4968 dólares, no ha habido suficiente ritmo para que el euro se mantuviera y hoy la divisa europea encontraba cada vez más difícil avanzar. Los analistas de BNP Paribas resaltan que el rally del euro de los últimos tres meses ha dejado al mercado en posiciones largas y creen que la suerte de la moneda única podría cambiar con una lectura débil del próximo dato de confianza alemán Ifo. Por su parte, la libra baja tras un flojo dato del mercado inmobiliario.