El Euríbor, índice que se usa de referencia para las hipotecas en España, situó hoy su tasa diaria en el 5,125% y registró el nivel más alto en lo que va de año. Este indicador comenzó a cotizar en enero de 1999 y ha oscilado entre el mínimo de 1,929% que marcó en 2003 hasta el máximo del 5,341% en agosto de 2000, techo que podría pulverizar precisamente el próximo mes de agosto.
Los cuatro valores del índice correspondientes a los días en que ha habido actividad bancaria sitúan la tasa mensual de junio en el 5,106%, lo que supone una subida de 0,601 puntos respecto al Euríbor del mismo mes del año pasado. Si Euríbor cerrara el mes con el valor medio actual de 5,106%, el usuario de una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años que tenga revisión anual en junio tendrá que pagar 53 euros más al mes y 636 euros más al año. Este índice, que suelen utilizar los bancos para prestar dinero a sus clientes, cerró el pasado mes de mayo a las puertas del 5% -en el 4,994%-, acumulando así su tercer mes consecutivo de subidas en el índice. La mayoría de analistas pronostican que el Euríbor se mantendrá en niveles elevados a lo largo de todo el año debido a la persistencia de las tensiones financieras y a las expectativas del mercado de que no variará el precio del dinero.