El Euribor, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas, ha marcado hoy su cuarto máximo histórico intradía consecutivo, al situarse en el 5,484%, con lo que la media mensual de septiembre podría superar el récord logrado el pasado mes de julio, cuando llegó al 5,393%. A falta de tres sesiones para que concluya septiembre, la media mensual es del 5,369%, sólo 24 milésimas por debajo del máximo histórico de julio. Para las hipotecas contratadas hace un año por un importe medio de 150.000 euros y un plazo de amortización de 25 años, la subida del Euribor en septiembre provocaría un incremento de más de 56 euros mensuales o 676 euros más al año.
Según los expertos consultados por EFE, esta racha alcista muestra que el Euribor está "tensionado" dada la desconfianza que reina en los mercados financieros. Tras el máximo histórico de julio, el indicador cayó en agosto hasta el 5,323, lo que hizo pensar a analistas y expertos que podría acabar el año en torno al 5,20%. Sin embargo, la tendencia alcista que ha seguido durante todo el mes de septiembre, en la que ha llegado a alcanzar cuatro máximos históricos consecutivos, ha cambiado la percepción de los expertos, que apuestan por el 5,5 o el 5,6% para final de año.