El Euríbor, tipo de interés al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, estrenó el año con una subida de tres milésimas que situó su primera tasa diaria de 2010 en el 1,251%. El indicador cerró diciembre en el nivel del 1,242%, con lo que rompió con catorce meses ininterrumpidos de descensos, al superar ligeramente el nivel que marcó en noviembre (1,23%).