Los embargos de casas por impago de las hipotecas aumentaron en el Reino Unido un 48%, hasta 18.900, durante el primer semestre de 2008, informa hoy el Consejo de Entidades de Préstamo Hipotecario (CML, en sus siglas en inglés). Según el CML, ese número de embargos, que superó con creces los 12.800 contabilizados en los seis primeros meses de 2007, responde al 0,16% de las hipotecas de este país, el nivel más alto en más de una década. No obstante, la cifra aún queda lejos del récord de 38.900 viviendas embargadas durante el primer semestre de 1991. El Consejo ya había advertido previamente de que el número de casas embargas podría ascender a 45.000 a finales de año, dado que muchos prestatarios están teniendo dificultades para pagar sus hipotecas debido a la crisis crediticia. Además, el Consejo de Entidades de Préstamo Hipotecario calcula que el pago de 170.000 hipotecas sufrirá este año atrasos de más de tres meses en este país.