La filial inmobiliaria de Iberdrola obtuvo un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 73,4 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supuso un descenso del 37,6%, según los datos remitidos hoy por la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de negocio de Iberdrola Inmobiliaria cayó el 31,05% hasta los 185,8 millones de euros en los seis primeros meses del año, en tanto que el resultado neto de explotación (EBIT) alcanzó los 71,2 millones de euros, el 37,6% menos.