El dólar ha caído hoy hasta los 100 yenes en Tokio, su nivel más bajo en dos semanas, debido a la decepción que han provocado entre los inversores las conclusiones de los líderes financieros del G7 reunidos el viernes en Washington.