El dólar se vio castigado por las deprimentes cifras de empleo en Estados Unidos conocidas hoy, que impulsaron al euro hasta cerca de los 1,57 dólares. El Departamento de Trabajo dijo hoy que la tasa de paro subió en mayo al 5,5%, desde el 5% del mes anterior, su mayor avance mensual en 22 años, y por encima del 5,1% que esperaban los economistas consultados, mientras que se destruyeron 49.000 puestos de trabajo, frente a la previsión de 60.000.