Wall Street abre sus puertas y lo hace con una caída del 0.09% que lleva a los 9.310 puntos. Una tendencia que comparte el tecnológico Nasdaq, pierde un 0,16% y marca en los 1.964 puntos su primer movimiento .Por su parte, el S&P 500 cede un 0.25% hasta los 995 puntos.
Las referencias económicas no acompañan a la apertura de los mercados americanos. Los informes de empleo son el foco de atención de un mercado - a la espera de las cifras oficiales que publique el departamento de Empleo el próximo viernes- que hoy ha contado con el ADP de agosto. Un dato que refleja que el sector privado destruyó 298.000 empleos, por encima de los 210.000 puestos que estimaba el mercado. Además, se han conocido las cifras revisadas de productividad del segundo trimestre, que subió un 6,6%.


Ayer, el sector financiero fue uno de los principales lastres de Wall Street, ante las especulaciones del mercado de que las revalorizaciones desde los mínimos alcanzados en marzo han sido excesivas dado el actual y aún difícil escenario de la crisis crediticia. Las acciones de Citi se recuperan un 0,44% antes del toque de campana, mientras que las de Bank of America bajan un 0,24%. Wells Fargo baja un 0,04% en la preapertura de Wall Street. La entidad ha señalado que tiene intención de comenzar a devolver las ayudas estatales, y para ello no piensa realizar una ampliación de capital que diluiría la participación de sus accionistas.

American International Group (AIG)
, se mantiene un día más en rojo con un retroceso de un 4,94% en la preapertura después de que ayer volviese a desplomarse más de un 20% tras una rebaja de recomendación de Sanford & Bernstein. No obstante, desde los mínimos alcanzados en marzo, se había revalorizado un 250%.

Walgreen
es otro de los focos de atención tras anunciar que sus ventas comparables aumentaron un 1,9% en agosto. Las ventas totales se incrementaron un 6,8% hasta 5.230 millones de dólares. Las acciones de la compañía retroceden un 0,06% antes del toque de campana.