El instituto económico DIW sigue esperando que la economía Alemania crezca un 0,4% en el segundo trimestre, aunque considera que existe un mayor riesgo de que no se cumpla la previsión por el débil crecimiento en el sector de construcción. 'Debido a la perspectiva positiva en conjunto para el resto del año, esto no significa que la actual recuperación esté llegando a su fin, pero sí enfría las perspectivas demasiado optimistas para este año, explica el economista del DIW Stefan Kooths en un comunicado publicado por el instituto. El crecimiento económico está impulsado por la sólida producción industrial y los pedidos manufactureros, a lo que se suma la recuperación del gasto del consumidor tras el incremento en el impuesto sobre el valor añadido del 16 al 19%, apunta el DIW. El 14 de agosto se conocerá el dato provisional del PIB alemán.