El instituto alemán de economía DIW ha recortado su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de este año del 2,6% al 2,4% por la falta de trabajadores cualificados.