Manuel Caballero, director general de Audi España, cree que para que las empresas del sector puedan resistir la crisis deben tener como guía el mercado de 2009, previsiblemente con 850.000 matriculaciones, y realizar reformas estructurales para aguantar tres años. En declaraciones a la Agencia Efe realizadas en el Salón del Automóvil de Ginebra, Caballero opinó que en este momento no ha lugar hablar de los orígenes de la crisis sino sobre lo que se debe hacer para superarla. La economía española, según Caballero, necesita de profundas medidas estructurales. Hay que generar un nuevo modelo económico porque el anterior está demostrado que no es válido, dijo el directivo para añadir que el camino es la potenciación de las pequeñas y medianas empresas. En el sector del automóvil lo que tenemos que hacer es adaptarnos a la situación, "hemos de acometer medidas estructurales teniendo en cuenta que la guía debe de ser el mercado de 2009 extrapolado a tres años".