El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo se situaba hoy en la apertura de la sesión en 162 puntos básicos, un poco por debajo de los 163 que superaba ayer. La distancia que separaba ayer la rentabilidad del bono español y la del germano es la mayor desde noviembre de 1996, hace casi 14 años.