El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo abría hoy con 169 puntos básicos, sin variación alguna respecto al cierre del viernes.
La rentabilidad del bono español se elevó muy ligeramente, hasta el 4,209%, desde el 4,208% anterior, y el bono germano pasó a tener un rendimiento del 2,520%, después de cerrar el viernes con el 2,516%.

De este modo, el precio de estos bonos, que suele evolucionar en sentido contrario a su rendimiento, se situaba en el 105,13% en el caso del bono español, por debajo del 105,14% del último cierre, en tanto que el alemán abría en el 97,67%, tras terminar la última sesión en el 97,70%.