Ayer rompía el importante soporte que venía desarrollando durante este año, abriendo un hueco bajista en 81 euros y mostrando un notable incremento de volumen vendedor.

La proyección teórica que la pérdida de soporte acarrea apunta hacia zonas de 66 euros, cerca de los mínimos marcados en junio del año pasado:

El hueco bajista dejado en 81 euros constituye ahora su resistencia inmediata.

Este mal detalle dejado ayer se une a una situación especial en el medio plazo. Véase debajo la fluctuación que viene desarrollando desde que a mediados de 2015 ratificó en 96 euros los máximos históricos del año 2007. El precio se acota cada vez más, dejando clara la importancia de la zona de 70 euros, base de dicho acotamiento:

Nótese que el consenso de analistas lleva dos años estabilizado entre 90 y 100 euros, reforzando a nivel fundamental la importancia técnica de los máximos históricos.

Es importante recalcar que una fluctuación en los precios tan acotada y tan duradera desencadena la mayor parte de veces movimientos importantes en el medio plazo.

También es relevante tener en cuenta que cualquier escenario bajista en el medio plazo de RENAULT, por correlación con el CAC40, habrá de tenerse en cuenta para el índice:

Recomendación: VENDER.