El Estado registró un déficit de 19.543 millones de euros hasta mayo, en términos de Contabilidad Nacional, el 1,78% del PIB, frente al superávit de 2.957 millones de euros del mismo periodo del año anterior, según los datos ofrecidos por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 64.901 millones de euros, un 13% más, mientras que los ingresos sumaron 45.358 millones de euros, lo que supone una caída del 24,9%.