Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo se redujeron en EE.UU. hasta las 382.000.

El consenso de mercado esperaba que el paro semanal ascendiera a 385.000 peticiones. Los reclamos continuos alcanzaron 3,723 millones, por debajo a los 3,732 de la semana anterior.