El déficit de tarifa --diferencia entre el coste de la energía y los ingresos procedentes de las actividades reguladas-- acumulado entre el 1 de enero y el 30 de julio se situó en 2.974 millones de euros, 7,5 veces más que los 395 millones registrados en el mismo periodo de 2007, según la séptima liquidación provisional del año realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Además, el desajuste hasta julio es un 27% superior a los 2.325 millones de euros registrados hasta junio y confirma la tendencia ya prevista por el regulador para este año de fuerte encarecimiento de los costes de producción.