El déficit por cuenta corriente de Estados Unidos se redujo más de lo previsto en el cuarto trimestre, a 132.800 millones de dólares, el resultado más bajo desde el cuarto trimestre del 2003, al caer las importaciones estadounidenses con más fuerza que las exportaciones, según ha publicado el Gobierno. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que el déficit del cuarto trimestre resultaría en unos 137.000 millones de dólares