El déficit de la balanza de pagos francesa aumentó en 600 millones de euros en el pasado mes de junio respecto a mayo y se situó en 3.500 millones de euros, informó hoy el Banco de Francia. En el mes anterior, el déficit había sido de 2.300 millones de euros. El saldo de intercambio de bienes aumentó en 1.200 millones de euros en junio, hasta los 3.500 millones, y se colocó en el nivel de abril, mientras que cayeron los de servicios (-300 millones de euros) e ingresos (-200 millones de euros).