El déficit de Aerolíneas Argentinas, expropiada por el Gobierno argentino al Grupo Marsans en diciembre 2008, se disparó en 2009 hasta los 2.300 millones de dólares (unos 1.695,8 millones de euros) frente a los 1.062 millones de dólares (783,3 millones de euros) que tenía de déficit en 2008, según datos del Ministerio de Hacienda argentino, recogidos por la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP).