La balanza por cuenta corriente -que mide los ingresos y pagos con el exterior por intercambio de bienes, servicios, transferencias y rentas- de la UE ha registrado un déficit de 16,3 millones de euros en el tercer trimestre de 2007, el 33,7%% menos que en el mismo periodo del año anterior. Según los primeros cálculos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, este saldo negativo equivale al 0,5% del PIB de los veintisiete países miembros de la UE. En el segundo trimestre de 2007 el déficit corriente ha alcanzado los 14.600 millones de euros.