La balanza por cuenta corriente, que mide los intercambios con el exterior de mercancías, servicios, rentas y transferencias, ha registrado un déficit en el primer trimestre de 25.485 millones de euros, según datos del Banco de España. Esta cifra supone un incremento del 15,24 por ciento con respecto al mismo periodo del 2006.
Según el Banco de España, esta ampliación del saldo negativo se debe, principalmente, al aumento del déficit de la balanza de rentas, y en menor medida, a los incrementos de los déficit de la balanza comercial y de la de transferencias corrientes. La balanza comercial ha acumulado hasta marzo un déficit de 19.247 millones de euros, un 3,03 por ciento más que un año antes. Esta cifra es resultado de unos ingresos por exportaciones de 45.934 millones de euros (un 7,14 por ciento más) y unos pagos por importaciones de 65.181 millones (un 5,89 por ciento más).