La Balanza de pagos, que mide los intercambios con el exterior de mercancías, servicios, rentas y transferencias, ha regiustrado de enero a septiembre un déficit por cuenta corriente de 75.486 millones de euros, un 18,69% más que en el mismo periodo del año anterior. Según los datos publicados por el Banco de España, este déficit es resultado de unos ingresos por valor de 250.812,6 millones de euros, el 10,48% más, frente a unos pagos por 326.298,9 millones, el 12,28% más. La mayor parte del déficit por cuenta corriente se debe al saldo negativo de la balanza comercial, que ha sido de 63.004,3 millones de euros, el 6,71% más que entre enero y septiembre de 2006.