La balanza por cuenta corriente -que mide los ingresos y pagos por intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias- de la UE registró un déficit de 2.800 millones de euros en el cuarto trimestre de 2007, el 79,1% menos que en el mismo periodo de 2006. Según los datos revisados publicados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, este saldo negativo equivale al 0,1% del Producto Interior Bruto (PIB) de los Veintisiete. En el trimestre anterior, el déficit corriente se elevó a 21.200 millones de euros, lo que suponía un 0,7% del PIB comunitario.