El déficit comercial francés en la primera mitad del año fue de 15.339 millones de euros, un 17,5% más que en el mismo periodo de 2006, debido a un aumento más rápido de las importaciones que de las exportaciones, anunciaron hoy las Aduanas. Entre enero y junio, Francia exportó por valor de 198.790 millones de euros, frente a los 194.584 millones en la primera mitad del ejercicio precedente, al tiempo que las importaciones subieron hasta 214.129 millones de euros ante los 207.642 millones, precisaron las Aduanas en un comunicado. Ese tirón de las compras en el exterior se produjo pese a que disminuyeron las de productos energéticos, que representaron 28.069 millones de euros, cuando en la primera mitad de 2006 habían alcanzado 32.800 millones. Lo que explica ese fuerte aumento de las importaciones, y con él el del saldo negativo de la balanza comercial, fueron las compras industriales, a excepción de los equipamientos de transporte, precisaron las Aduanas.