La balanza comercial en bienes del Reino Unido ha arrojado un déficit récord de 7.800 millones de libras esterlinas en el mes de septiembre al ampliarse el saldo negativo con los países ajenos a la Unión Europea. El déficit en bienes y servicios ha sido de 5.100 millones de libras, frente a los 4.200 millones de agosto.