El déficit comercial de Estados Unidos aumentó en febrero más de lo esperado, después que un incremento en las importaciones de bienes de consumo y suministros industriales contrarrestara el efecto de un descenso en las importaciones de petróleo a su nivel más bajo en 11 años.  El déficit en el comercio internacional de bienes y servicios fue de 39.700 millones de dólares, un ascenso del 7,4% frente al déficit de 36.950 millones en enero, informó el martes el Departamento de Comercio.