La balanza comercial de Estados Unidos registró un déficit inferior al esperado por los analistas. El saldo negativo bajó en agosto hasta los 30.710 millones de dólares, desde los 31.850 millones de dólares de julio.