El incremento sin precedentes de los precios del petróleo importado en noviembre acrecentó en un 9,3% el déficit comercial de Estados Unidos, que llegó a los 63.100 millones de dólares. El déficit en el intercambio de bienes y servicios fue ese mes el más grande desde septiembre de 2006, y superó ampliamente los cálculos de los analistas que esperaban un desequilibrio de 59.500 millones de dólares. En noviembre, las importaciones de EEUU subieron un 3% y alcanzaron el valor sin precedentes de 205.400 millones de dólares, en tanto que las exportaciones crecieron un 0,4% y llegaron al valor, también sin precedentes, de 142.300 millones de dólares.