El déficit comercial de la economía estadounidense o, lo que es lo mismo, la diferencia económica entre las exportaciones y las importaciones del país, ascendió a 58.200 millones de dólares en marzo, según acaba el Departamento de Comercio.