La balanza comercial alemán ha registrado un repunte superior al previsto en el mes de mayo. En este periodo, el superávit comercial ha alcanzado los 17.600 millones de euros, frente a los 15.800 del mes de abril. Las estimaciones de los analistas apuntaban a unos 16.000 millones. En mayo, las exportaciones han descendido un 0,7 por ciento, mientras que las importaciones han caído un 3,6 por ciento.