Las economías más ricas del mundo se contraen a tasas no vistas desde la Segunda Guerra Mundial y el declive podría durar hasta el 2010, justificando medidas de política sin precedentes, dijo el viernes un alto cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI). El FMI ya ha indicado que probablemente recorte sus estimaciones para el crecimiento global del 2009 para ponerlas en territorio negativo, respecto de una estimación de 0,5 por ciento de crecimiento que hizo en enero. "Nuestros cálculos sugieren que la caída del PIB (producto interior bruto) en el cuarto trimestre del año pasado y el primero de este año es la más aguda que podemos encontrar en los registros de la posguerra", dijo el primer subdirector gerente del FMI, John Lipsky, al diario británico Daily Mail.