El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha afirmado hoy que el crecimiento del PIB del 2,7% en el primer trimestre del año confirma una desaceleración acusada de la economía, pero ha subrayado que muestra "que todavía estamos en tasas de crecimiento relativamente altas". En una conferencia de prensa de presentación de los datos de liquidación del sistema de financiación de las comunidades autónomas y de las entidades locales de 2006, Ocaña ha reaccionado así tras conocerse que el crecimiento registrado por la economía española en el primer trimestre de este año, del 2,7%, el menor desde el cuarto trimestre de 2002, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).