Después de establecer un máximo significativo en 95,70, el crudo ligero pierde posiciones con fuerza y comienza a consolidar por debajo de la zona de soporte clave comprendida entre 92,84 y 91,21.
Ruptura que a la vez confirma la pérdida de la directriz alcista de largo plazo que parte de mínimos de 2.009 y de la media móvil de 200 sesiones. En estas circunstancias y con la media de 40 sesiones presentando una pendiente negativa bastante significativa, podemos comenzar a pensar que la tendencia alcista primaria se encuentra bastante dañada. Mientras el precio no recupere la directriz bajista que parte de máximos anuales, la inercia apunta a que el precio buscará tapar el hueco alcista desarrollada durante las marchas verdes y que se encuentra en 86,15.

Crudo ligero en gráfico diario


En este entorno de precios del petróleo, Repsol acompaña los movimientos pero muestra mayores signos de fortaleza al no perder el mínimo de JUN11 situado en 21,66, cotizar por encima de la media móvil de 200 sesiones y de la directriz alcista que parte de mínimos de verano del año pasado. Situación técnica un poco más favorable que la del petróleo pero en niveles críticos. Si el precio comienza a perder 21,10 (nivel por donde pasa la directriz alcista trazada en el gráfico), tendríamos que comenzar a hablar de un cambio en la tendencia primaria desarrollada durante los dos últimos años.

Repsol gráfico diario