El crecimiento prosiguió desde junio en Estados Unidos a un ritmo frecuentemente descrito como 'moderado', en un contexto de alza 'modesta' del consumo y de declinación del mercado inmobiliario, indicó el miércoles la Reserva Federal estadounidense en su Libro Beige. 'La actividad económica siguió creciendo en junio y comienzos de julio', en siete regiones, subraya este informe de coyuntura, que califica como 'modesto' o 'moderado' el crecimiento en esas zonas. Los gastos del consumo en su conjunto aumentaron 'a un ritmo modesto', mientras la actividad del sector inmobiliario residencial 'siguió declinando' en la mayor parte de las regiones consideradas.