La cuatro principales cajas españolas -- La Caixa, Caja Madrid, Bancaja y Caja de Ahorros del Mediterráneo-- registraron un crecimiento conjunto de sus depósitos del 13,14% en 2008, frente al incremento del 7,18% de sus créditos por las dificultades para financiarse, lo que les permitió cubrir más del 70% de los préstamos con recursos de clientes, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). En concreto, estas cuatro entidades alcanzaron en 2008 un total de 308.458 millones de euros en depósitos, un 13,1% más que los 272.610 millones de un año antes, lo que supone el 40,96% del total de los recursos captados por el sector, que ascendieron hasta los 752.980 millones de euros.