El coste de la mano de obra en España aumentó un 3,2% entre 2007 y 2008, tres décimas por encima de la media de los países miembros de la Organización para la Cooperación el Desarrollo Económico (OCDE), donde la subida en términos anuales fue del 2,9%, según informa el organismo en un comunicado. En el sector industrial español, el aumento del coste de la mano de obra fue del 4,8%, y en los servicios del 4,6%, igualmente superior al experimentado en el conjunto de los países industrializados, que registró un incremento del 3,9% y 2,7%, respectivamente, en ambos sectores.