El índice de acciones estadounidenses S&P 500 cayó el jueves por cuarto día consecutivo debido a nuevas señales de debilidad en el consumo y a preocupaciones sobre el impacto en los bancos de regulaciones financieras más estrictas. El Dow Jones  de Industriales cedió un 1,41 por ciento hasta los 10.152,80 puntos, el Standard & Poor's 500 perdió  un 1,68 por ciento hasta los 1.073,70 puntos mientras el Nasdaq cayó  un 1,63 por ciento, a 2.217,42.
El S&P 500 perdió un 3,8 por ciento en cuatro días, mientras que las acciones minoristas estuvieron entre las que más retrocedieron un día después de las decepcionantes perspectivas de Bed Bath & Beyond (BBBY.O) y del fabricante de indumentaria deportiva Nike.

Las acciones de Nike cayeron un 4 por ciento, a 69,95 dólares, mientras que las de Bed Bath & Beyond bajaron un 5,7 por ciento, a 39,07 dólares. El índice minorista del S&P perdió un 2,8 por ciento.

"El enfoque general de la gente está puesto en cuán frágil es la recuperación, y los datos recientes apuntan a darle de comer a los que creen en una doble recesión", dijo Mark Luschini, estratega jefe de inversiones de Janney Montgomery Scott.

Los bancos se vieron presionados por los temores a que el Congreso apruebe una rigurosa reforma al sector financiero. Los legisladores estaban a punto a adoptar un proyecto que podría restringir las actividades de intermediación e inversiones, y perjudicar las ganancias de las entidades.

Las acciones de JPMorgan Chase & Co bajaron un 2,2 por ciento, a 38,03 dólares, mientras que las de Bank of America Corp cedieron un 2,7 por ciento, a 15,02 dólares.

El índice de bancos KBW perdió un 2,2 por ciento.