El consumo de los hogares franceses repuntó un 1,4% en el mes de junio arrastrado por el efecto de las rebajas y el gasto en textil, productos manufacturados y bienes duraderos, cuyo consumo vuelve a situarse al alza, según los datos publicados hoy por el Instituto nacional de estadística y estudios sociales (Insee). En el conjunto del segundo trimestre, el aumento en el nivel de consumo es del 0,7 %, debido sobre todo al automóvil. Así, el pasado mes el gasto en consumo aumentó en los tres grandes grupos de productos. En manufacturados subió un 1,4 % en volumen y en bienes duraderos un 1,3 % después de haber subido un 0,7 % en mayo.