El consumo peninsular de energía se situó en 103.291 millones de kilovatios hora (kWh) en los cinco primeros meses del año, lo que supone un 8,9% menos que en el mismo periodo de 2008, según datos de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa). De la demanda total, el 70,8%, correspondiente a 73.177 millones de kWh, quedó cubierto mediante energía generada en el régimen ordinario, lo que representa un descenso del 16,4% respecto al mismo período del pasado ejercicio. Excluyendo el 29 de febrero de 2008, la caída habría sido del 15,8%. El 29,2% restante quedó cubierto por la energía generada por los productores en régimen especial y por el saldo de los intercambios internacionales de energía eléctrica.