El consumo de combustibles de automoción se situó en enero en 2,12 millones de toneladas, un 7,1% menos que en el mismo mes de 2009, después de que el carburante que concentra un 80% de la demanda, el gasóleo, registrara una caída del 6,6%, según datos finales del último boletín de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).