El consumo de cemento en España aumentó en abril el ritmo de caída interanual experimentado en marzo y continuó evidenciando el colapso de los sectores inmobiliario y de la construcción, que en otro momento fueron los motores de la economía del país.  La demanda nacional de cemento fue en abril de 2,36 millones de toneladas, un 45,2% menos que un año antes, anunció el jueves la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España, Oficemen. La caída interanual en marzo había sido del 36,5%, tras caer en enero y febrero un 52% y un 46%, respectivamente.