Por otra parte, el consorcio se compromete a mantener los objetivos para los niveles de capital y liquidez pactados
entre el DNB y ABN Amro, y presentará un plan de liquidez al banco central en un plazo de 40 días para que la oferta sea declarada incondicional. Asimismo, el Ministerio de Finanzas holandés requiere al consorcio una actualización mensual del plan de transición. Finanzas podrá, además, imponer nuevas condiciones durante esta fase transicional. Ayer, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, dijo en Madrid que esperaba que la oferta sobre ABN se cerrase en los próximos veinte días.